Motos y tribus urbanas

Motos y tribus urbanas

La pertenencia a alguna de las denominadas tribus urbanas es uno de los motivos más frecuentes por los que alguien decide tapizar el asiento de una moto en el centro de Madrid. No en vano, la capital española es un centro de encuentro entre aquellas personas que se identifican con un determinado colectivo, y las motos personalizadas siempre han sido un elemento destacado dentro de la identificación social.

Ya te definas como rocker o como mod, ya te sientas profundamente indie o metalero, tapizar el asiento de una moto en el centro de Madrid suele ser el deseo de una clientela dinámica que, además del sano ejercicio de reafirmarse en su individualidad, comparte sus gustos en numerosas actividades con gente perteneciente a un mismo grupo subcultural.

No en vano, la subcultura se define precisamente como el establecimiento de un grupo colectivo que busca alejarse de la cultura dominante dentro de la que se integran, y tiene sus orígenes en los movimientos del jazz de los años cincuenta en Estados Unidos. Parece ser que fue por aquel entonces cuando comenzaron a surgir pequeños grupos que respondían a modas y criterios de tipo minoritario, y las tribus urbanas ya no desaparecerían nunca más del entorno de las grandes ciudades.

Observamos con curiosidad cómo los diferentes movimientos sociales se suceden. De la misma manera en que hoy en día el jazz ya no constituye un grupo social diferenciado (debido a que esta música se ha extendido de manera formidable entre la población), tampoco quedan apenas vestigios del movimiento punk, antaño el gran rey de las ciudades. En el medio, la moto personalizada sigue siendo la reina de mods e indies desde hace casi cincuenta años y las deslumbrantes motos choper se mantienen como un clásico rockero.

Desde Córdoba Tapizados, creemos que todo esto es síntoma de una necesaria individualidad en convivencia con el mundo que nos rodea.

haz clic para copiar mailmail copiado